viernes, 28 de febrero de 2014

Técnicas de estudio: ayudan y desarrollan al estudiante


“En el periodo de estudiante, yo no conocía la manera de estudiar, ni siquiera la de leer un libro con provecho. Hay una manera de estudiar para lucirse en un examen, hay otra forma de estudio que nutre el espíritu. Yo no he llegado a poder ninguna de las dos. La enseñanza estaba hecha a base de trozos aprendidos de memoria. Hay lectores buenos y malos. Yo, de joven, he leído siempre atropelladamente, saltando líneas, buscando diálogos si se trataba de una obra novelesca. Sólo ya muy tarde he podido leer despacio, palabra por palabra”.
                Pío Baroja. Memorias. 1956

Las técnicas de estudio son un conjunto de herramientas que ayudan a mejorar el rendimiento académico y facilitan el proceso de memorización, reflexión, análisis, crítica y aprendizaje.

El adecuado uso de los métodos y de las técnicas de estudio permite al estudiante lograr un aprendizaje significativo, progresivo y autónomo y un mejor aprovechamiento del estudio. 
Facilitan y mejoran la actitud frente al estudio, integrando la atención y la concentración, distinguiendo lo principal de lo secundario. Implican no sólo lo visual y auditivo, sino también la escritura.

La lectura comprensiva, el resumen, subrayar los textos, realizar mapas conceptuales, esquemas, identificar ideas centrales, etc., son las mejores actividades para estudiar temas largos o difíciles. 

El éxito escolar radica en gran medida en cómo aprender de manera comprensiva y significativa. Esto se basa en el dominio de destrezas técnicas que convierten el estudio y los procesos de aprendizaje en una actividad personal que conduce a una adquisición eficiente y eficaz del conocimiento.






No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada